BSO

COMPARTE LA BSO

Eduardo Molinero

El compositor

Eduardo Molinero

Eduardo Molinero lleva mas de una década dedicado a la composición de bandas sonoras para publicidad y audiovisuales en general. Precisamente, su primer trabajo en este medio fue un spot publicitario del Banco Pastor realizado por Xavier Villaverde.

“El sexo de los ángeles” supone la primera incursión de Eduardo como compositor de bandas sonoras, aunque anteriormente ya había colaborado en varios largometrajes como autor de canciones.

La música de “El sexo de los ángeles” intenta transmitir al espectador los sentimientos de los protagonistas. Cada personaje tiene un carácter musical muy concreto, que le define y le sitúa emocionalmente en cada momento de la película. De este modo las melodías se entremezclan y se funden dando lugar a un conjunto de sensaciones y sentimientos que marcan y nos guían por cada escena y constituyen la esencia de la historia.

Cada melodía ha tratado de apoyar la actuación de los protagonistas, con pinceladas de música que no distraigan la atención del espectador. De hecho, el leitmotiv de la producción de la banda sonora ha sido “lo sencillo es lo mas complicado”. Conseguir respetar cada situación sin grandes excentricidades ha sido un trabajo de búsqueda interior, en la que Eduardo ha tratado de meterse en cada personaje buscando explorar cuales serían sus sentimientos para así poder plasmarlos en cada composición. De este modo se ha intentado encontrar la melodía perfecta con notas muy marcadas sobre una base de instrumentaciones sencillas. Para que nos entendamos, es una banda sonora en la que no hay olores, hay esencias. Pinceladas que dibujan cada vez un poco mas al personaje y que al final nos dan una visión global de cada uno de ellos.

Además, se tuvo especial cuidado en definir no solo que carácter musical tendría cada personaje, sino también cuales serían las preferencias musicales de cada uno de ellos. Cada canción que se escucha en la película es fruto de un estudio detallado del personaje. De este modo, las canciones que rodean la vida de Rai , por ejemplo, son el reflejo de su estilo de vida y de su manera de ser. Y lo mismo sucede con Carla y con Bruno.

Xavier y Eduardo tuvieron muy claro desde el principio que con esta película no querían caer en el clasicismo, ni en las melodías ni en las instrumentaciones utilizadas. Así que nos encontramos con una banda sonora que combina instrumentos acústicos con ligeros toques electrónicos muy sutiles que resultan a veces casi imperceptibles.

No ha sido un trabajo fácil, ni se pretendía que lo fuera. Xavier es una profesional muy meticuloso y exigente que cuida al máximo cada detalle. Su experiencia y capacidad de análisis han sido determinantes a la hora de guiar y aconsejar a Eduardo cuando no se encontraba una perspectiva clara. Y es que el trato personal con él ha sido inmejorable. Han sido muchas horas de trabajo compartido en el estudio de grabación de Eduardo. Muchas conversaciones, muchas reflexiones, muchas horas sin dormir. De todo mucho y todo bueno.

Podéis visitar la web de Eduardo Molinero y consultar más trabajos suyos en http://www.eduardomolinero.com